Oscar De La Hoya: sorpresas por dentro y por fuera...(breve lectura)

En un tema natal en el que hay una gran diversidad de opciones, es difícil precisar cuál de ellas decidirá expresar la persona. Entre sus principales características personales destacan el gusto por la técnica y el orden metódico, una sensualidad puesta en primer plano y la canalización de la energía a través de la velocidad y la expresión dinámica, especialmente en sus relaciones y en su trabajo diario. Muchas de sus cualidades son bien visibles a los ojos de los demás y Oscar podría hacer uso de ellas sabiendo que la destreza lo acompañará aún en aquellas actividades en las que aparentemente no tenga experiencia.

En su adolescencia habrá conectado con su habilidad para dedicarse a labores que requieren esfuerzo y concentración en lo concreto y mundano, tal vez relegando su imaginación y los ideales que anhelaba para sí. Más tarde, por decantación, ya no habrá podido relegar más sus intenciones y, con el ímpetu de ideas decididas, habrá dado un salto al vacío reuniendo en sí mismo distintas tendencias, logrando ser lo que dice y hacer lo que piensa, y transformando su identidad a través del arte en sentido amplio, ya sea como boxeador, ya sea como cantante…

Tal vez no convendría perder de vista algunas confusiones emocionales, ya que podrían convertirse en un factor invisible al que no se le presta atención pero que subyace sin ser notado y que, en algún momento, induce indirecta y periódicamente la desaparición de lo forjado, arrastrando consigo relaciones afectivas, ideales arraigados y tal vez también la prosperidad. De manera artera, las causas de este movimiento tienen una cara visible que fluctúa, por lo que no es fácil reconocerlas. Durante algún tiempo pueden estar contribuyendo a que se consiga lo buscado, de manera constructiva y sin dar señales de su potencialidad destructiva. Cuando esto ya haya ocurrido, esas mismas causas se desligan de sus efectos y miran para otro lado con dedo acusador, como si a la persona no le interesase resolver, por ejemplo, conflictos sentimentales si se presentasen.

De todas formas, pareciera que ocurra lo que ocurra se trata de la misma voluntad de la persona. Quizás a través del tiempo ese mismo movimiento que da por tierra con lo forjado sea también la disposición para que surjan nuevas expresiones, despejando el espacio para dar aún más lugar a la originalidad y a las ilusiones. La variabilidad en este tema tiene un rol importante, genera más incógnitas que certezas y convierte a Oscar en una caja de sorpresas que inexorablemente apuesta fuerte. 

©Julia Pérez Bustamante. Todos los derechos reservados.

¿Te interesa una lectura astrológica del desarrollo personal o para hacer un regalo original? Podés solicitarla a través del formulario de contacto en el menú de la barra lateral. ¡Recordá que Astrología del Desarrollo es una oferta especial que sólo encontrarás en Tres Mancias!