Las fases en Virgo


Como se mencionó en la nota sobre Aries, cada signo puede estudiarse como el inicio, fase intermedia o culminación de un proceso que dura seis meses. 

Los inicios que acontecen bajo el signo de Virgo suelen tener muy buenos diseños de situación, son ideas o acciones que surgen como parte de un sistema más vasto con el que forman lazos de conexión lógica y racional. Detallismo y conectividad son algunas de sus características, y dichas acciones pueden estar dotadas de una buena cuota de frialdad al momento de ser llevadas adelante.

Tres meses después, dicho sistema de conexión se amplifica y las cosas parecen tomar vida propia, como si se fueran de las manos. Lógicamente, no se podrá mantener la meticulosidad y puede perderse algo del registro de los detalles que era posible hasta el momento pero este desarrollo hace hincapié en el cambio de escala hacia un escenario más vasto en el que necesariamente se precisan cambiar las formas de organizar, de planificar y de atender los asuntos.

A los seis meses de iniciado el proceso virginiano, la persona se encontrará en una circunstancia muy diferente a la inicial puesto que verá desaparecer todos los lazos lógicos que había diseñado en el comienzo. Lo que pensaba o sentía ya no es, y la experiencia que se presenta es la del vacío creativo en el que existe el todo en potencialidad. Las acciones cesan, las ideas se eliminan y las circunstancias dejan de contener conflicto y armonía: una suerte de disolución del proyecto o propósitos iniciales con miras a un desarrollo posterior, totalmente diferente a lo que en un principio se tenía pensado, incluso más libre de las causas que hubieren tenido las intenciones primarias. Con estas adquisiciones, Virgo se integra a Piscis y así forman una unidad magnética: la disposición para desarrollarse en conjunto y una percepción que desde un principio capta el todo casi de manera instantánea.

©Julia Pérez Bustamante. Todos los derechos reservados.

¿Te interesa una lectura astrológica del desarrollo personal o para hacer un regalo original? Podés solicitarla a través del formulario de contacto en el menú de la barra lateral. ¡Recordá que Astrología del Desarrollo es una oferta especial que sólo encontrarás en Tres Mancias!

Arcano 11

Tres nombres distintos se anclan en estas imágenes, todos ellos asociados a la misma posición en la secuencia arcana (11). Existe un común denominador que los atraviesa y a él vamos. 

La cualidad femenina, el equilibrio de poder, la receptividad que suaviza para penetrar, llevada con este movimiento al polo opuesto: el uso de la fuerza a través de la sutilidad. Por reducción, el número 11 remite al arcano 2, la Luna astrológica, el exponente máximo de la receptividad que aloja sin ningún tipo de rispidez. Al ser penetrada, abarca, integra, conoce y en este tipo de despliegue hallamos a una mujer que sopesa elementos. 

Con cara de hielo en el mazo acuariano, el equilibrio es algo que se sostiene desde la intuición y en un espacio que no es posible ubicar. El poder de matar es una acción controlada por la conciencia, un acto que hace sentir su peso sobre la Tierra. Cara de hielo para hacerlo y se le llama Justice. 

En la baraja egipcia, la docilidad es la disposición hacia la apertura, para obtener conocimiento. Se empieza por lo externo, por la cara visible del asunto. Es una invitación de confianza que tal vez alimente, casi una apariencia de cuidado y protección, y nuevamente encontramos a la Luna como fuerza directriz del movimiento. A la suavidad para adentrarse hasta en la profundidad de las cosas se le llama Persuasión. 

El tema del poder también se repite en el mazo de Marsella. Con dominio de la situación se manejan todos los ángulos, el movimiento que resulta es libre y la acción que se emprende no entraña peligros aún en la audacia. Hay seguridad, confianza en uno mismo y decisión. Hacemos lo que queremos porque sabemos cómo y dónde, y se le llama Fuerza. 

El tema del poder varía según el mazo de cartas que se utilice: un poder frío y externo en Justice, un poder cálido en La Persuasión, un poder interno en La Fuerza. En uno y en relación. ¿Qué es visible? Entonces aparece lo invisible como fuerza que equilibra: la Luna, el inconsciente, la receptividad, un dominio que compensa a la fiereza. 

La Luna y el poder son asociaciones para entender al Arcano 11 a través de todos los pares de opuestos que se hallan presentes en estas tres láminas. ¿Por qué? Por la reducción del 11 al 2, el lado izquierdo, la boca, la alimentación, la mujer. Porque se desequilibra el desequilibrio: se equilibra el exceso de acción, hay intuición en la conciencia, se domestica al poder de la fiereza y hay enfoque hacia la interioridad.

Arcano 13


En el mazo acuariano, la versión del Arcano 13 indica el triunfo del tiempo final. El fin se impone: ya no hay tiempos de transición, procesos ni etapas. El final tras un conflicto, una lucha, una guerra sin vencedores ni vencidos. La marca del tiempo llega para todos y los momentos dejan de ser. Es el final del tiempo dado, el último momento luego de los momentos. Triunfa la muerte de los tiempos sin importar el resultado o lo logrado: ya no hay más tiempo.

En otra versión del tema, la egipcia, encontramos otra perspectiva. Hay una continuidad de vida y se trata del final de las formas, de lo efímero, de lo ilusorio, de lo que nace, crece y muere en el devenir del tiempo. Triunfa la mente, la que genera ideas y formas luego de desechar otras. En esta continuidad, algunas viven mientras otras caen, el campo de visión es variado y hay muchos tiempos que observar. La mirada se halla puesta en el presente y el fin toca a las formas para dejar espacio libre y así surgir otras. El fin es continuidad, es vida y generación.

En la perspectiva del mazo de Marsella, la versión del Arcano 13 alcanza un tercer aspecto del tiempo. La muerte se halla en procesión, avanza, pisa, aplasta sin mirar a qué o a quién, se enfoca en el futuro y es algo por venir. Se avecina un final anunciado por descuartizados e inconclusos. Estos son los elementos que advierten sobre lo que prosigue: es posible prevenirse aunque no cubrirse, es posible prepararse aunque no vestirse. Es el tiempo del futuro en el Marsella, un futuro anunciado por los fragmentos que se observan en el presente.

Las versiones del Tiempo parecen predominar en el Arcano 13, La Muerte, La Inmortalidad. Pasado, presente y futuro atravesados por un mismo tema: el fin.


¿Te interesa una lectura de cartas de Tarot personalizada o para hacer un regalo original? Podés solicitarla a través del formulario de contacto en el menú de la barra lateral.

Desencuentro amoroso

Una consultante recurre a las cartas de Tarot para conocer la situación de una persona con la que ha tenido una relación amorosa. Actualmente se hallan alejados y quisiera saber qué chances tiene de regresar con él. Estas son las cartas obtenidas en tres consultas con distintos mazos:


La relación está rota y esto no ha sucedido de un día para otro. La ruptura ha sido previamente meditada en función de la misma historia de la relación. Han ocurrido situaciones, hechos, circunstancias que han tenido repercusiones serias, y sus efectos aún se sienten hoy en día. Las cartas de Tarot señalan mirar hacia atrás porque es en el pasado donde se encuentran las causas de la ruptura. 

Una forma de encarar o de sobrellevar lo que ha estado ocurriendo es separándose en el camino. Y una de las causas de la separación es que uno de los miembros de la pareja ha intentado dominar al otro de algún modo y no lo ha conseguido: habría que revisar los juegos de poder que se han venido desarrollando para entender que el alejamiento es señal de que la otra persona no es dócil, que no se deja conducir y que no cede ante las presiones (abiertas o veladas). 


Esta persona ha sido muy crítica aunque en el último tiempo esto haya disminuido un poco. Claramente existen cosas que le han desagradado o que tal vez le continúan desagradando y poco le importa si es justa o educada al expresarlo. Piensa como piensa y no tiene intenciones de abandonar su postura. Y en toda esta situación, el afecto está prácticamente ausente. Esta persona tiene sus propios parámetros para sopesar las cosas y los sigue a rajatabla aún cuando esos mismos parámetros la conduzcan a situaciones económicas difíciles que se profundizan con el paso del tiempo. 

Tampoco cuenta con apoyo afectivo ni con un ámbito de sostén emocional. De todas formas, no busca ni anhela un lugar de refugio o de contención. Pero es muy probable que si no se encuentra actualmente en una relación de pareja, exista alguna otra persona por la que esté francamente interesada. En los hechos, tal vez la relación no se haya concretado y también es muy probable que otras personas a su vez impidan que se lleve adelante el asunto amoroso. Hay una relación cercana, alguien que le está prestando atención y cuidado porque parecería que se encuentra atravesando una situación delicada y tal vez precise algún tiempo y lugar de descanso para reponer fuerzas. Pero esta relación que se menciona no ha sido la causa del alejamiento. Las causas del alejamiento tienen que ver con cuestiones de poder que han llevado a tomar distancia para así encarar los malos efectos producidos por acciones pasadas. 


Respuestas del oráculo de las monedas (I Ching) 

Recomendaciones para la acción 
(hexagramas 48 y 46)



No se aísle ni emprenda decisiones de manera individual. No tome ninguna iniciativa audaz y contemple lo que otros han hecho en circunstancias similares: lo que a otros les ha servido, tal vez a uno también le pueda resultar útil de implementar. 

Preste atención a las necesidades ajenas: hacia dónde se dirigen los demás, qué necesitan, qué buscan y dónde se reúnen para compartir. Se trata de encontrar aquello que es útil para la mayor cantidad de implicados en la situación, es decir, sin pensar tan sólo en sí mismo. Considere a todos aquellos que se pudieran ver afectados por las decisiones que tome y, si llega a tomar alguna, principalmente evalúe como positivo si la misma resuelve alguna confrontación, enemistad o antagonismo. 

Si se llega a cruzar con algún tercero involucrado ¡ni se le ocurra enfrentarlo! En este momento usted carece de la fuerza emocional necesaria para hacerlo, esa tercera persona no guarda ninguna relación con usted, no es asunto suyo y tal vez ni siquiera consiga una pizca de lo que se propone al encararlo. 

Reúna cosas, no disipe su energía en devaneos mentales ni la gaste pretendiendo o intentando ser más generoso de lo que es. No brinde lo que aún no tiene y concéntrese en lo que es útil y práctico para el tiempo presente. 

Salir de su situación actual requiere un esfuerzo de planificación: piense en una serie de etapas, medite sobre ellas, no se saltee ninguna y ármese de paciencia buscando compañía: es fundamental no permanecer solo ya que es compartiendo actividades comunes, grupales, sociales o simplemente de a dos que va a encontrar una nueva posibilidad a futuro. El oráculo de las monedas está indicando que Ud. tiene muy buenas chances de encontrar a otra persona que aprecie sus cualidades y que esté dispuesta a compartir la riqueza que cada uno posee.


¿Te interesa una lectura de Tarot o de monedas (I Ching) personalizada o para hacer un regalo original? Podés solicitarla a través del formulario de contacto en la barra lateral.

Las fases en Leo


Para un suceso, circunstancia o acción emprendida bajo el signo de Leo, la energía comienza a expresarse con un claro sello personalista. Se pone en juego la imagen de la persona, sus ideas y modos de percibir el mundo. Se expresan brillantemente sus dotes y prácticamente cuenta con la posibilidad de organizar a su antojo los elementos de la situación.

Transcurridos tres meses, comienzan a sucederse experiencias de ensayo y de error. Se intenta manifestar una acción o idea pero sin aparente éxito, para nuevamente relanzarla hasta que se observa que hay que atender al deseo inicial que empujó a la persona a materializarla. La cualidad del deseo es de vital importancia si se quiere comprender el éxito o el fracaso de los intentos. Pero también se observa que a raíz de estas experiencias reiteradas el deseo se instala en la mente para ya no volver a oscilar entre extremos: lo que se desarrolla es la potencia deseante en las ideas.

Finalmente, a los seis meses de iniciado el despliegue leonino, es decir, cuando el Sol hace su aparente movimiento bajo el signo de Acuario, el personalismo inicial decae y la persona tenderá a diseminar su saber y a delegar funciones que antes concentraba en sí misma. También es posible que advierta la necesidad de colaborar con otros para plasmar sus ideas o resolver la situación inicial, de manera tal que cada uno de los intervinientes pueda aportar su granito de arena y, así, alcanzar una creatividad de tono colectivo antes que individual. Con estas adquisiciones, Leo se integra a Acuario y así forman una unidad magnética: una generosidad dispensadora y una independencia comprometida con el entorno.

©Julia Pérez Bustamante. Todos los derechos reservados.

¿Te interesa una lectura astrológica del desarrollo personal o para hacer un regalo original? Podés solicitarla a través del formulario de contacto en el menú de la barra lateral. ¡Recordá que Astrología del Desarrollo es una oferta especial que sólo encontrarás en Tres Mancias!

Meryl Streep: un ave en la Tierra (breve lectura)



Cuando observamos la dinámica del libre albedrío en esta composición, vemos que predominan los signos del elemento Aire (Géminis, Libra, Acuario) y que la conciencia se enfoca en todos los temas relacionados con la casa XI cuya cúspide también se encuentra en el signo de Géminis.

¿Dónde quedan las tradiciones (Sol en Cáncer) y la posesividad (Luna en Tauro)? Hallamos que la persona se enfoca en el presente, que poco le importa lo que haya quedado atrás y que tampoco le interesa controlar o dominar lo que venga a futuro. Su tiempo es el de hoy y se desliza en una superficie lisa sin escollos ni rugosidades, buscando la fluidez en los contactos y evitando forzar su mente. Se halla por fuera del tiempo, no le interesa revivir o recrear el pasado ni modificar el posible futuro: en esta carta, pareciera que la vida es siempre hoy y así también encontramos que algunas características de su personalidad pueden ir desdibujándose con el paso del tiempo, principalmente cierta tendencia a controlar personalmente las situaciones o personas. Esto quiere decir que es muy probable que voluntariamente se retire de ciertos juegos de dominación porque así encuentra una nueva manera de vivir y de latir, de pulsar sin perder energía en visiones que no existen (pasado, futuro).

Estas cualidades de ánimo que se enfocan en la liviandad y que la llevan a declinar en su voluntad de dominar al entorno son un contrapeso ideal para una de sus características natales, la Luna en el signo de Tauro y emplazada en la décima casa, donde adquiere visibilidad y plenitud para manifestar sus atributos de fertilidad y de sensorialidad física. Desde el punto de vista kármico, los efectos de Tauro en esta carta son más masivos que puntuales y se observan como un halo que destila la persona, inespecífico. Si quisiéramos delinear algunas de las proyecciones que inevitablemente se generan, podríamos señalar que se va gestando una nítida continuidad de formas entre el presente y el futuro.

Curiosamente, la despreocupación y la captación de energía para ser empleada mayormente con fines actuales genera un efecto por polaridad, lógico, necesario, compensatorio y armónico. Experta en sobrevolar las circunstancias, la experiencia futura que se deriva del ejercicio del libre albedrío será mucho más terrena, cuando la conciencia cambie su latido, en la hora en que una joven semilla se abra paso en la Tierra y desentrañe toda experiencia posible.

©Julia Pérez Bustamante. Todos los derechos reservados.

¿Te interesa una lectura astrológica del libre albedrío para uso personal o para hacer un regalo original? Podés solicitarla a través del formulario de contacto en el menú de la barra lateral. ¡Recordá que Astrología del Libre Albedrío es una oferta especial que sólo la encontrarás en Tres Mancias!

Tina Turner: los cambios de escala (breve lectura)

En el desarrollo de este tema natal, queda bien en claro que cuando algo desagrada o disgusta se lo rechaza sin disimulo. Es una reacción que prácticamente se destila por los poros y que proviene del sentido de sí, de la propia individualidad, de la autonomía que la persona haya desarrollado. Aún cuando exista mayormente una disposición interna de entrega y suavidad, tiende a enfadarse particularmente cuando los engaños afectivos parecen herir su narcisismo y, en aquellos momentos en los que no sabe qué tipo de acción emprender, nuevamente es su personalidad la que decide que es preferible fluctuar antes que enfocarse en algún objetivo específico.

Por estos motivos, sus reacciones son bien definidas. Lo que el paso del tiempo produce es el despegue personal del ámbito familiar, la exteriorización de la personalidad y de su voz desde los ambientes más privados hacia los más públicos, sea cual sea la escala de perspectiva. De alguna manera, sus parejas y socios podrían estar relacionados con su vocación, su exposición, sus creencias o sus viajes, en un movimiento que articula las casas IV y X en el logro de mayor independencia, creatividad, liderazgo y audacia.

Otra característica del desarrollo se liga a cierta restricción kármica de la individualidad con la que claramente no concuerda en el presente, por lo que de manera voluntaria amplifica dicha individualidad aún cuando ello suponga conflictos de identidad y de entendimiento de sí ya que justamente querría hacerse presente con mayor sutileza antes que a través de brillos deslumbrantes. El ascendente en Leo indica un desarrollo de exteriorización pero en este tema hay numerosos indicadores que señalan una tendencia hacia lo privado y más personal, sin llegar al retraimiento. En un panorama de raras combinaciones, resulta muy interesante entonces observar las decisiones de vida que vaya tomando la persona en sus particulares escalas (hogares, sociedades, labores).

El tránsito de Urano ingresando a su casa IV en su cuarta década representa la activación de lo privado en función de la exposición pública, y su pensamiento se habrá visto especialmente estimulado hacia una expresión innovadora e inusual para sus costumbres. Profundamente venusina y portadora de un gran magnetismo sensual, es a través de sus ideas que resuena con su fuente de creatividad y, para ello, precisa salir al mundo desde su lugar natal, la famosa e inmortalizada Nutbush.

©Julia Pérez Bustamante. Todos los derechos reservados.

¿Te interesa una lectura astrológica del desarrollo personal o para hacer un regalo original? Podés solicitarla a través del formulario de contacto en el menú de la barra lateral. ¡Recordá que Astrología del Desarrollo es una oferta especial que sólo encontrarás en Tres Mancias!